Libertad de acusación

Libertad de acusación Por, Luis Alberto Nina No le ocurre lo mismo a los políticos dominicanos en nuestra República Dominicana. Aunque hemos visto dos o tres escenarios como éste en toda la historia democrática. Sin embargo, en Estados Unidos esto ocurre a diario. La gente se expresa como sea y de quien sea a la hora que sea. No hay

El típico dominicano

El típico dominicano Por, Luis Alberto Nina Al típico dominicano nadie supuestamente lo engaña; ¡es que es difícil engañarlo, casi imposible! Engañarlo: nadie ni nada ni con nada, éste se la sabe toda'. Por ejemplo, cuando un dominicano se da cuenta que estás a punto de cogerlo de pendejo o de "palomo", se vuelve una bestia, un fuerte, un tíguerazo.

“Leyendario”

"Leyendario" Por, Luis Alberto Nina No sabía más nada que caerle bien a las mujeres que vestían cabellera de color negro; y de colores castaño, rubio y de otros más. ¿Y cómo lograba esta hazaña? Empezaba con pronunciarles mi nombre completito, e inmediatamente me adentraba a las leyendas. Comenzaba con una leyenda que vi una vez escrita por ahí; aunque

Ambición

Ambición Por, Luis Alberto Nina La ambición, la maldita ambición es uno de los pilares que nos tiene a todos jodidos, separados. "Según la Real Academia Española, la ambición se define como el deseo de obtener poder, riquezas o fama. Y el término puede utilizarse de manera positiva o con sentido negativo." Y sí, todos entendemos que sin deseo no

Haití es una auténtica rebelión

Lo que está ocurriendo en Haití es una auténtica rebelión popular antiimperialista Por, Carlos Aznárez Puerto Príncipe y otras ciudades de Haití son hoy el escenario de la más grande rebelión popular de las últimas décadas de la sufrida nación haitiana. Decenas de miles de manifestantes se han lanzado a la calle para demostrar su repulsa contra el actual gobierno

Sociedad y personalidad

Sociedad y personalidad Mis ideas y opiniones Mein Weltbild, Amsterdam: Querido Verlag, 1934. Por, Albert Einstein Cuando revisamos nuestras vidas y afanes, pronto advertimos que no todas nuestras acciones y deseos están ligados a la existencia de otros seres humanos. Percibimos que nuestro carácter es muy parecido al de los animales sociales. Comemos alimentos que otros han producido, vestimos ropas

Ohh Hamlet, ¿para qué la lucha?

Ohh Hamlet, ¿para qué la lucha? Por, Luis Alberto Nina Al gobierno de Danilo y de los peledeístas, y el de los lambones que nuestra idiosincrasia nunca deja de lado, ya ni siquiera les importa guardar la forma; ni bandera a media asta ni Tres días de duelo. ¿Que quién murió? ¡Malditos los ciegos que, después que recogen su cosecha

Valió la pena, la espera

Valió la pena, la espera Por, Luis Alberto Nina Todo en el tiempo vale. No sólo valió la pena, sino que valió la cinta, valió la huida; valió todo el tiempo en tenernos lejos, en querernos cerca; valió sentirnos tanto y por tanto... valió la espera... valió el silencio y sus condiciones, valió crecer entre tantas melodías, valió existir, valió

Mezquino económico

Mezquino económico Por, Luis Alberto Nina A ver si entiendo esto, la extrema ambición de unos cuantos por el capital, ¿hasta dónde llega? ¿Qué más procurarán, cuando lo tengan todo estos mediocres amantes eternos de la avaricia? Lo tienen todo, lo quieren todo; ¿cuándo será ese fin de tantos empiezos? Y lo patético es que se fundamentan totalmente en una