Antiaforismos de un ciudadano que no es de na’

Por, Luis Alberto Nina

La corrupción, o más bien, la impunidad nunca se va a acabar. De modo que, debemos acostumbrarnos a ella. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) es el rey de la selva. Sin el PLD, se hunde el país. El PLD ha “rescatado” la democracia y la institucionalidad de nuestra nación. Con el PLD conocemos el progreso. No pueden ser todos los peledeístas unos ladrones; es la oposición que los juzga, sin saber… Todos estos antiaforismos, quiero llamarles, son algunos de los que enuncia la ciudadanía dominicana a cada rato que se le confronta con el falso dilema de “apoyar al PLD” o no votar por ningunos…plddYo creo que las oraciones no son nada complejas: si todos nos unimos, lo entero acaba con lo menos. Como dice un famoso adagio: “La unión hace la fuerza”. Y no quisiera sonar que pretendo llenar este escrito de cliché. Sin embargo, considero que algunas de las expresiones vertidas ya, no deben dejar de resonarnos. Si esos supuestos líderes sociales, artistas, presentadores, periodistas, empresario de bajo y/o alto nivel, y, sin que se queden fuera: el pueblo que quiere un mejor país, y los hermanos de la diáspora… si todos ellos, nosotros, atacamos, no hay forma en la bolita del mundo que este abuso no caduque. ¡Pero ya! Lo cierto es que debemos todos luchar con el hecho que encaja la siguiente aseveración: la mafia peledeístas tiene al pueblo sacrificado en todo.

Los “antiaforismos” presentado en el primer párrafo de este escrito describen la esencia de la voluntad del típico dominicano que no pretende salir a votar en estas próximas elecciones, del típico dominicano que está cansado de tanto abuso, del típico dominicano que ya se ha rendido a soñar con un país mejor, del típico dominicano que no le ve salida a nada de esto… Le digo lo siguiente: es el PLD el causante de todos los desastres que tenemos hoy en dia. Éstos ya nos han gobernado por algo más de 11 años corrido, un total de 15; lo suficiente para sobrellevar al país a un sitial de
más calidad de lo que tenemos, y no de tanta miseria; a un lugar digno de llamarle “orgullo” a nuestra patria. Sin embargo, no es así. Más bien es todo lo contrario. comiteEl PLD, en resume, ha endeudado el país de manera astronómica, a casi $30 mil millones de DÓLARES (y ya estamos en casi $37 mil millones de dólares); y no ha resuelto ni un solo problema social-básico, ni uno; se ha burlado de la ciudadanía, enrostrándole en la cara todo lo que le roba y abusando de ésta en infinitos escenario, donde el poder lo pudre todo. Y para colmo, le ha quitado la oportunidad hasta de sentir que tiene democracia o que las instituciones están ahí para hacer sus respectivas labores… El PLD se ha orinado en todo lo que ha podido; no hay un estamento del Estado en que el PLD no haya robado o hecho una de las suyas. Toda su maquinaria supuestamente “boschista”, pero que a pesar de que este partido está estignatizado de ladrón e inservible, no abandona; ha estado a la orden del beneficio individualista de su militantes de arriba. Ese lema de “Servir al partido para servir al pueblo” se ha quedado en el partido solamente; “…servir al partido”. Y ya… Servir del pastel del erario a los miembros del partido, para que éstos cobren por el “tremendo esfuerzo” realizado ganar las elecciones. Esta es la mentalidad de este partido. No darle importancia a más nada que no sea al clientelismo, el nepotismo, el despotismo, el amiguismo y la permanencia en la administración del poder. Porque saben que si se salen, van todos presos, por traidores a la patria, por mafiosos… Y de los otros inservibles, también: del PRD, PRSC, de los otros “bloques”, o de cualquier aliado al PLD; y tampoco podemos dejar fuera al PRM, que sigue en las mismas: ¿por qué no le dicen a sus legisladores que abandonen el barrilito o cofrecito? Porque son más de lo mismo… éstos son tan idiotas que creen que van a llegar al poder para continuar haciendo lo mismo que el PLD hace hoy.

Parecería que nuestra nación está destinada a vivir jodida por todos los años del mundo. No sale de una para adentrarse a la otra. Del dictador de Trujillo, ya entrada la era “democrática”, al asesino de Balaguer; de éste al despótico–ladronazo de Fernández; de éste al comediante–mediocre de Mejía; de éste al silencioso–mafioso de Medina… Nuestra isla no sale de un inservible. Sale uno y entra otro peor. Pero eso puede parar, pero eso tiene que pararse, pero eso se va a parar. Sólo tenemos que agruparnos, sólo tenemos que quererlo más que ellos. Si no, no. Si, si, sí. Y se puede, sólo la voluntad de quererlo más que ellos… Así se alcanzan las metas. Y si queremos un país verdaderamente libre, si queremos empezar a existir, entonces tenemos que luchar nuevamente por un país que tenga sentido y que todas las cosas no estén al revés de manera estratégica. ¿O Qué esperamos, que vengan otros a resolvernos nuestras problemáticas? Este siglo XXI no está para dejarse abusar. Y ahora mismo el mundo nos ve como unos idiotas. Y lo somos, si no nos a vivamos ¡ya!

Fuente (fotos)


Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: