Antipoeta

Por, Luis Alberto Nina
Antipoeta 

¿Sabes por qué te llamo así? Quizá… pero digamos que ni yo tampoco. Ni yo lo sé. Me nació. Y a mí en esto del “volar”, lo que me nace, lo crío.o mejor dicho, lo que aparece le brindo las alas, lo empujo a volar. No suelo recoger ideas muertas, arrepentimientos olvidados, deseos cansados. A mi lo que me atreve, le estrujo las ganas (se las exprimo). No me guardo las emociones para después. Es un viaje tonto, creo. Lo que siento, lo digo; lo que no, también lo digo. Pero me expreso…

 

Nicanor Parra Antipoesia 

 

Nicanor Parra, debes conocerlo; esposo de la también poeta, Violeta Parra, quien fue que escribió aquella joya que Mercedes Sosa y/o Alberto Cortez ilustran, “Gracias a la vida”. ¡Brillante ella! Y él, Nicanor, posiblemente Premio Nobel de Literatura en esta década, si lamentablemente no se nos va antes; chileno. Sería el tercer, detrás de Neruda y Mistral… Nicanor fue un poeta muy ingenioso, un intelectual a carta cabal. Me parece que fue físico o matemático, egresado de la Universidad de Oxford (esto lo debe decir todo). Ganó el Cervantes y a lo mejor el Premio Nacional de Literatura en Chile. Fue Nicanor quien primero utilizó el concepto “Antipoesía” o “Antipoema”. No sé si usó, supongo que si, lo de “Antipoeta”. Si no, lo añadí yo (u otros que no salieron a la luz o yo no los he visto).

 

La antipoesía es, y te lo voy a definir a la manera que lo entiendo, la sublevación del idioma literal que se percibe en un escrito. ¿Cómo te digo lo que estoy pensando? Es el acoso, de manera soez, mundana, simple más bien, a la poesía, al poema, y en el caso tuyo, al poeta. Es un choque con lo expuesto, una tergiversación macabra de la originalidad de lo tradicional. Y que se sepa, ésta es sólo mi versión. Sabes lo loco que soy, debes saberlo ya, lo poco que conoces de mí, o mucho; y expongo mi visión en esto. Sin miedo. No tengo miedo cuando dejo ir. Me llega y lo suelto. A veces ni espero a que llegue y se lo dejo a cualquiera en las manos, en la silla…
Antipoeta 
Para mí, la Antipoeta es aquella persona que, contradice al escritor, y lo hace de modo positivo o negativo, en un tono muy original y delicado (no tan ordinario, sino intelectual). Y la contradicción no es más que una respuesta de su parecer; es dejar ir lo que entiende, que guste o no; es decorar lo dicho en el escrito o satanizarlo. La Antipoeta es el fruto exacto de una emoción inteligente. Una Antipoeta lo que hace es, expresarse, volar con el escrito… a su manera. No obstante, la razón primordial del porqué te llamo Antipoeta, es porque cuando tú te expresas, sella. Cuando tú dices lo que sientes, no le dejas más nada a nadie. Ni al escritor, ni a mí. Como lo hiciste ahora nuevamente.
Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: