Bob Dylan y La literatura

Por, Luis Alberto Nina

bob

Desde hace tiempo siempre he advertido que Serrat debe ganar un Premio Nobel de Literatura, y se nos adelantó Dylan… Y aunque no soy uno de sus Fans, reconozco que la cima de este caballero de la vida, no tiene parangón. O sea que, estuvo bien otorgado. Y ahora que lo pienso, me recuerda a nuestro Facundo, ¡cuánta grandeza tuvo ese elemento social! Por consiguiente, asustarse por la idea de que ahora «cualquier» intérprete musical va a ganar un Nobel, es hasta un poco inocente decirlo. Primero, no es quien canta que lo gana, sino quien escribe. Segundo, de todos los compositores en todo el mundo, es posible que no existan diez personajes que estén a la altura de quien llegue a merecer una estatuilla de éstas. Para ganar un laurel de éstos, hay que dominar el arte, hay que impulsar cambios sociales, hay que dividir generaciones, server de paradigmas para otros escritores, al igual que motivar a la literatura. De modo que, preocuparse, especialmente esos que se gastan escribiendo novelas, cuentos, biografías y cosas así, no creo que sea justo del todo…

poeta

Algo que quiero decir sobre el Nobel de Literatura a Poetas

Siempre me encontré extraño que un Poeta se llevase este galardón; poeta en la definición de alguien que escribe poemas. Sentía que, aunque la poesía es un arte algo a veces un poco eteréa, que cualquier cree que lo puede lograr, paralelamente es un poco compleja de entender. De igual modo, no debemos negar la noción de que es literatura pura, de que es capaz de emplear muy bien todas las figuras retóricas. Y, aunque me parezca el juego de palabras que se vierte en un poema más que algo coyuntural e insuficiente, en contraste a una novela u otro escrito de mayor escala, no dejo de sentir una alta valoración por premiados como, Mistral o Aleixandre. A lo mejor pensaba igual como piensan otros con los escritores de letras musicales.

serrat

En fin, lo de Bob Dylan creo que causa más curiosidad para aquellos que nunca habían analizado las letras de estos temas musicales como literatura. Y aunque en mi caso sea más un hombre de arreglos musicales, mas bien, no dejo de reconocer hasta dónde se mece “Tocando fondo” un Silvio Rodríguez con “La historia de la silla”, o un Facundo Cabral y sus oratorias sobre la vida y el existir (aunque ya está muerto y no se le da un Nobel si ya murió); o la inmensidad, en Europa, de un Joan Manuel Serrat… Lo que quiere significar es que, quien haga magia con las letras y tenga un extraordinario arsenal, revolucionario, se le debe considerar para este premio. No hay por qué incomodarse.

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: