Cuidado con los niños

Por, Luis Alberto Nina
burbuja-de-cristal
Yo definitivamente secundo la tesis que acabo de leer en un artículo: «La manera en la que le hablas a un niño hará la diferencia en su vida…» Dice el mismo que, cuando actuamos no siempre estamos pendientes de lo que decimos ni del cómo lo decimos; prometemos cosas que nunca cumplimos, gritamos, decimos «ahora no…», ignoramos o despreciamos, e incluso hasta en muchos casos negamos amor. Y lo que hacemos con estas acciones es que, obviamos la importancia que tienen tanto nuestras palabras al igual que el cómo nos pronunciamos y actuamos. Y los niños, en todo modo momento, se percatan de lo que existe no sólo con nosotros sino en todo en el entorno; los niños están pendientes de conversaciones externas, de discusiones, de las ofensas mientras conducen otros, gritos, gestos de amor, etc. Y lo hacen «no con nuestra visión adulta, no con la malicia o la desconfianza, sino con la inocencia plena y simple de un niño, como un recipiente que recibe, que almacena y que tarde o temprano reproducirá». 
 
einstein
Sinceramente que no puedo estar más de acuerdo con todo esto; la gran mayoría de personas, aunque entienda el concepto detrás de esta tesis, no pone en práctica, al menos en teoría, la idea de entender que es así, con todo el entorno que percibe el niño, tanto de uno como de otros, que éste perfila su personalidad. Y como tal, el resultado al final, digamos, está relacionado indudablemente con –la combinación– de todo lo que éste absorbe y la reacción de sus genes. Es por eso que, hay que ser cuidadoso cómo se expresa uno delante de ellos; la ira, las ofensas a otros por más pueriles que pensemos que representan, lo que decimos que haremos y no hacemos, todo, absolutamente todo. Los niños son una esponja que se va llenando con el pasar de las risas y/o de los sufrimientos. Es cuestión de ver cuál líquido se le derrama más para la suerte de su futuro. 
Tampoco es que, dice el artículo y se puede ver en la foto, lo encarcelemos en una burbuja de cristal. No obstante, digo yo, no dejan éstos de ser una burbuja flotante.
  
Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: