¿De quiénes somos?

Por, Luis Alberto Nina

Le pertenecemos a tantas cosas esotéricas en la vida que ni cuentas nos damos que estamos secuestrados. Por ejemplo: dependemos del aire, del agua, de la ayuda del otro, de otros; somos esclavos del sentir, del soñar, de los tiempos, de los puntos cardinales… Le pertenecemos a una cama, a unos pareceres cualesquiera, al silencio y a la bulla, a lo débil…

%name

Somos dependientes de cada cosa rara y osada, hasta de cosas que pensamos que no. Para definir otras: nos apropia el odio, el amor, lo lejano y cercano. Nos gobierna la edad, la luz, la lluvia, el mirar y hasta el pensar; nos gobiernan…

¿Sabe hasta qué controla nuestro vaivén? Quedarse, voltearse o continuar; gritar y dejar de decir las cosas. Y todavía hay más: nos limita el acertar y hasta la duda… Así es, poseemos dueños de tantas cosas de la vida que a veces es mejor aceptar; resignarse a que de una vez y por todas, antes que despierte la aurora, ya estamos completamente rendidos.

Fuente (foto)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: