El aborto

Por, Luis Alberto Nina

Aborto dominicana

La filosofía de un individuo no puede ser la visión de toda una nación, al menos no en teoría; hay países que sí utilizan esta práctica, sin embargo, son considerados países de regímenes totalitarios, dictatoriales. La gran mayoría de los países del mundo, con excepción de las monarquías que aún rigen en algunos países de Europa y África, como en Reino Unido, España, Noruega, Suecia, los Países Bajos, Bélgica, el Vaticano, Arabia Saudita, los emiratos del Golfo Pérsico, Malasia y Nepal,  etc. utilizan las democracias representativas, donde cada cierta cantidad de años, cuatro, seis, se eligen a actores, de manera democrática, teóricamente hablando, con el fin de que estas personalidades finjan como el único representante del conglomerado que los eligió. Al menos esa es la idea detrás de esta representación política y mecanismo electoral institucionalizado.

La intención de todo esto es que, como somos hombres (y mujeres) iguales, no existe ser humano que esté por encima realmente del todo, no existe un ente supremo cual credibilidad o respeto sea inmaculado… el sistema social se conformó con el fin de que, en vez de todos tener la palabra, se utilice un jerarca que lo haga.

Lo mismo ocurre con el mundo: el poder se descentraliza con el fin de que cada país tenga autonomía para tomar las decisiones que amerita su pueblo, y más en vista que cada pueblo tiene una cultura particular y por ende intereses particulares, partiendo de su patrimonio, de su educación… De modo que, en vez de que el mundo sea regido, al menos en teoría, por una nación sumamente dominante, como lo hace Estados Unidos en muchos casos, o el G-8/G-20, se le da, se le permite o por simple coyuntura del tiempo y del cómo se organizaron estas naciones, a que cada quien ordene su rincón.

Declaracion de derechos humanos

Al finalizar La Segunda Guerra Mundial, para el año 1945, se formalizó –mediante la Carta de las Naciones Unidas– la ordenación de países del mundo, todavía hoy, con el nombre, La Organización de las Naciones Unidas; con el fin de promocionar los derechos internaciones, la paz y la seguridad, al igual que el desarrollo económico, humanitario y libertario de la población mundial. Este acuerdo, a mi entender, tenía como interés primordial dos puntos clave:

  1. No volver a tener ningún conflicto bélico de semejante estatus.

  2. La organización, al menos en presencia, de todo el mundo.

Varios años más adelante, para ser más explícito, se conform La Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual recoge al menos 30 puntos imprescindibles para la subsistencia de la humanidad y su socialización, con el fin de poner más orden en los derechos libertarios y humanos de cada persona y/o grupo, en especial por parte de los Estados.

Entre los puntos estipulados en esta carta, nos encontramos con: libertad del pensamiento, del individuo, de religión, economía, política, entre otros. La misma buscaba o busca, el respeto de los individuos en el ámbito social, primordialmente por parte del Estado que los dirige. Hasta el momento, me parece que 196 países son los firmantes, tomando en cuenta que es ésta la cantidad que está siendo representada en la ONU (aunque algunos artículos dicen que son 192).

Hasta el momento es a lo más cerca que llegamos con todo esto de quién es que lidera el mundo o qué personaje es que impone la política global. Podríamos decir que la ONU es básicamente una integración de la gran mayoría de países de democracias representativas en todo el mundo, no obstante, fuera de este tratado de derechos a los seres humanos, cada país continua teniendo soberanía de decidir qué rumbo prefiere seguir o empezar.

Occidente v Oriente

¿Cuál está en lo correcto: Oriente u Occidente?

Lo cierto es que para el Hemisferio Occidental, nosotros estamos en lo correcto, sin embargo, quien es que determina eso, cómo se llega a esa conclusión. La sociología nos brinda un concepto muy inteligente que hay que tomar en cuenta antes de intentar analizar este ideal: Relatividad cultural. Que es la idea de que, bajo mi definición, cada cultura se mira desde su propia perspectiva; debe tomarse en cuenta su historia, su modo de vida, el lenguaje, su lugar en el mundo y/o los recursos que éste posee. Cada país tiene una perspectiva particular de cómo se debe vivir la vida. Y esta diferencia se agudiza más, al menos para resumirlo de una manera más entendible, entre Occidente y Oriente.

¿Cuál llegó o existe primero en el mundo? Oriente. ¿Cuál ha desarrollado más al mundo y le brinda más derechos y libertades a su gente? Occidente.

Todo este tema resulta bastante espinoso si nos fuésemos a adentrar a él, pero no lo haremos. El punto que quiero dar, y ahora empiezo a hablar sobre el aborto, es que, cada país tiene autonomía sobre su población siempre y cuando ésta, si está adscripta, digamos, a La Declaración Universal de los Derechos Humanos, a respetar a la misma. Es obvio que cada quien debe respetar a cada quien. No dudo que existan escenarios en los que se le quite la libertad a alguien porque éste “se salga drásticamente de la raya”. Bueno, ocurre de manera institucional, los Estados encarcelan a las personas o las aíslan cuando éstas delinquen, alteran la paz de manera constante, o cuando ya no están aptas, al menos en teoría, para seguir conviviendo en ella bajo el respeto a sus semejantes.

Violacion

Estadísticas de los países que practican el aborto, sus escenarios (2013):

  1. 189 de los 196 países, permiten el aborto si la mujer o madre es propensa a morir.
  2. 134 de los 196 países, permiten el aborto para preservar la salud física.
  3. 126 los 196 países, permiten el aborto para preservar su salud mental.
  4. 108 de los 196 países, permiten el aborto si hay una deformación en el feto o niño.
  5. 99 de los 196 países, permiten el aborto si hubo una violación o incest.

Aborto

¿El derecho de la mujer es de quién?

Sin duda cada país tiene autonomía de decidir cómo éste se rige, sin embargo, cuando hablamos de que casi un ~67% de los países del mundo apoyan la práctica del aborto, tomando en consideración, obviamente: la cultura, la religión, las condiciones y los derechos humanos e individuales, respectivamente hablando, entonces, ¿qué nos hace creer a nosotros que, estamos viviendo en otro mundo? ¿De cuándo a cuando, aunque somos un país soberano, tenemos la verdad mientras otros países desarrollados opinan todo lo contrario?

Fuente (estadística)     /      (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: