El encanto de Mi Maga

Por, Luis Alberto Nina

— ¿A ver, Luis Alberto, cuál es el encanto de Tu Maga? —pregunta—.

Bueno, yo creo que si fuese a detallar los encantos de Mi Maga, posiblemente no sabría por dónde empezar o cuándo terminar. Pero de todos me voy a aventurar a dejarlo en el centro:

%name photo

1. Lo primero sería – su habilidad de conllevar una conversación, su sabiduría al opinar y ser tan acertada. Su seguridad… Esa seguridad me mece… Esa manera tan peculiar de recoger lo que es importante de todo y darle brillo. Esa libertad de decirlo todo conmigo, de no tener pausas ni quejas, más que ser ella y resaltar el encanto. Yo creo que a través de este encuentro, viaja su magia a mí y se le pega a mis deseos como se queda pegada la pelusa a la camisa. Así siento que me siento junto a ella, donde todo se adivina y se experimenta de la vida.

2. Lo segundo sería – esa sonrisa que la caracteriza; llena de vida, de alegría, de esperanza, de ingenuidad, de tristeza, de libertad y a la vez de miedo. Eso es encantador para mí, porque me da la oportunidad de sentir que sonríe junto a mí, de saber que hay de dónde sostenerle y revolucionarle la vida con mis versos y mi misma vida, con la osadía y la calma y una de nuestras mágicas conversaciones donde todo se hace esencia y el pasado cae y recae y se agota el silencio de lo opaco.

3. El tercer y último, por ahora – debo decir que es su vulnerabilidad ante el amor, su infinita necesidad de sentirse querida, valorada; su cuerpo que necesita sobresanar todo aquel vaivén del pasado que la atemoriza. Quizás ella no sienta las cosas que yo percibo a lo lejos. Ahora se las digo… Pero veo más de lo que ella siente, siento más de lo que ella ve. Y todo esto sucede porque siento con ella, porque vivo con ella, porque la veo… Ahora voy a aprovechar para decirle todo esto en un escrito. Gracias por la idea…

— ¡Qué lindo hablas de ella! ¡Quien me mandó a preguntar! —concluye—.

Te diré otra cosa, pero no quisiera que esto ella lo sepa. No todavía. Esto es entre tú (celosa) y yo: me encanta de Mi Maga algo bastante particular, que la hace ser ella. Y son sus curvas, su tremendo porte y la aplicación de sus modales. Me encanta que sea de chocolate y que su cabello sea alborotado porque no tiene para ir al salón. Me encanta que sus labios sean… Me encanta nuestro escondite, entre su aliento, su respiración y los colores de su timidez… Me encanta que tenga la mirada de una puta… Pero lo que más adoro de su físico, porque de eso hablo, no es si ella es o no es lo que sea, sino que ella sigue siendo y haciendo y queriendo todo esto. Y que su piel no se rinde ante las tinieblas, aunque sean transparentes… Me gusta que sea una soñadora…

Fuente (foto)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: