Episcopado & Intelectuales dominicanos

¿Para qué sirven?

Sobre el aborto (P.D.)

Por, Luis Alberto Nina

Titular: «Sacerdotes se pronuncian en contra de veto al Código Penal respecto al aborto»

Las palabras de Orbis Beltré:

«Esta alimaña, esta asociación de farsantes solo puede tener aquiescencia en una sociedad en la que sus intelectuales son unos charlatanes que jamás se prescriben en la crítica y en el amor a la justicia. Yo no siento tanta repulsa por los político dominicanos, como la siento por los intelectuales dominicanos. El éxito o el fracaso de una sociedad es vinculante, siempre, a la pulcritud de sus intelectuales… y si en una sociedad a estas alturas del juego todavía esta alimaña de indumentaria ridícula y cruz en el cocote es un poder, se debe a que la clase intelectual ha sido cualquier cosa, pero jamás honesta, en su oficio de ser intelectual».

La respuesta mía:

¡Excelente comentario, Orbis! No podemos estar más que de acuerdo. De mi parte, he puesto en criterio lo que define a un intelectual, porque qué es lo que representa éste, lo que debe proyectar en una sociedad, sino la sapiencia, la objetividad, la honestidad y justicia como aludes, la defensa por los derechos en todas sus aristas, y por la verdad… Y los nuestros, si cabe definirlos como tal, son una mera basura. Y no me pesa tildarlos en esta dirección. No han hecho más que tergiversar la verdad por egolatría, para confundir más a un pueblo que urge paradigmas; y no seamos respetuosos, todo lo han hecho sólo por “lambisconear” en el Poder; en cuestión de segundos son capaces de modificar toda una filosofía sólo por un puestecito o una botella. Eso es muy indignante para el saber. Fíjate cómo están casi todos, si cabe definirlos así, reitero, enredados entre las garras de la mafia del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), de ese muladar de miseria humana, de antiética, si cabe el término.

Un paradigma de integridad, A. L. Mateo

Igualmente, las barbaridades que hemos tenido que vivir con estos curas y con los del otro litoral, los pastores de aquel nefasto monipodio-anticuado, es simplemente descabellado. Ver, por ejemplo, al mandamás de los evangélicos, ir a la Junta a defender a Roberto, a decir que nunca esta Organización se ha dirigido con semejante pulcritud, es algo que provoca sacudir el estómago. (Pero lo mismo ocurrió sobre los Estados Unidos, cuando apoyaron a semejante barbaridad como Trump). Estos personajes de verdad que no pueden estar más alejados de la filosofía de Jesucristo de lo que están. No tienen integridad en lo absoluto, cualquier reguero de gente que se agrupe, tendría más.

¡Un aplauso a tu joya de opinión! La considero exacta. Si tan sólo tuviésemos «intelectuales» responsables, dolientes, estoy seguro que esta nación andara en otra dirección. Porque el Gobierno hoy no le teme a la palabra, ¡si la tiene en sus pezuñas! O sea, les dan dinero o algo de poder, a cambio de todos esos conocimientos aprendido a través de toda una historia. ¡Patética sociedad la nuestra!

P.D.: Y sobre el aborto, dejo aquí un artículo que escribí hace un año respecto a este mismo Proyecto de ley. ¡Recordemos que nos están manipulando con la controversia! Para que así nos olvidemos de los Tucanos, de los Papeles de Panamá, de Odebrecht, de Joao, de Punta Catalina, del fraude electoral, del despilfarro del Gobierno, de los préstamos que se siguen aprobando, de la miseria de nuestras instituciones, de nuestra institucionalidad, y de la corrupción e impunidad.

Considero que no debemos perder el enfoque en lo que realmente importa, porque ahora mismo somos mojigatos del PLD y de su equipazo de comunicación. Y aplaudirle al presidente Danilo Medina tampoco es válido, sólo porque devolvió el Proyecto de Ley sobre la Modificación del Código Penal, que abarca la penalización del aborto en todas sus facetas. No debemos caer en la defensa de aquél que asesina y asesina y un día siembra flores… Danilo riega el veneno, Danilo cura. ¿Adivina quién es el héroe de la obra?

Algunas estadísticas que merecen ser ilustradas sobre el aborto:

189 de los 196 países, permiten el aborto si la mujer o madre es propensa a morir.

134 de los 196 países, permiten el aborto para preservar la salud física.

126 los 196 países, permiten el aborto para preservar su salud mental.

108 de los 196 países, permiten el aborto si hay una deformación en el feto o niño.

99 de los 196 países, permiten el aborto si hubo una violación o incesto.

Pero de algún modo, nosotros, los legisladores PISA, tenemos la verdad del tema…

Fuente (Orbis)     /     (estadísticas)     /     (articulo de episcopado)     /      (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: