Eres mi «otra persona»

Del libro: La espera

Por, Luis Alberto Nina

otra persona

Esta es una sensación muy extraña, cuando tu piel toca la mía. Es algo así como, ¿qué me ocurre? ¿Qué siento por dentro? ¿Qué es todo esto que me come, que me hace sentir placeres? Y luego, miro a ti, y nos encontramos en el mismo sitio, piel con piel… y ya no sé explicar lo que me ocurre, es como si conociera otros mundos, es como si fuera cierta la leyenda aquella del amor, que el amor te hace sentir cosas inexplicables, inconfundibles. Y no sé qué más hacer, qué me corresponde hacer cuando tú me tocas; qué debo hacer… y esta sensación sólo la siento con tu piel. Es como si tu piel fuera la llave de todos estos libros atestados de descubrimientos, de surgimientos; de todas estas islas sin polvo alguno. Entonces, me llena la vida de dudas y siento cosas todavía más impresionantes, intentando encontrar la verdad.

Siento que… no sé qué hacer ya: si moverme, si quedarme, si mirarte… no, no, no, no puedo mirarte más, porque la droga también está en tu mirada. ¿Qué es todo esto? No sabía que el amor estaba vestido de una persona igual que yo… Entonces me besas… entonces… tus labios tocan los míos sin ninguna razón. Y no entiendo este pecado que invade mis sensores, y siento placeres hasta en la boca, en los dedos, en nuestras miradas. Y no me explico… y respiro… y algo de ti me hace volver a respirarte y respirarte y no me explico… y ya el aire no lo necesito. ¿Quién eres? ¿Qué eres? ¿De dónde vienes a ocupar tanto en mí? Es como si te conociera desde siempre, como si fuésemos uno…

otra persona

Cuatro sentidos hacen que mi vida se paralice por completo: me tocas y se me eriza la piel, me miras y me suspendo, me besas y me impulsas, y respiro de tus olores, de toda tu decoración, me excito por dentro. No sé qué es este sentir que me tiene así. Y de algún modo, entre los labios me dices que me quieres, y mi vida estalla; estalla mi vida como pólvora, como un corazón enamorado… Parecen ser mis emociones el lenguaje de todos mis sentidos, que por fin se expresan con sentido… Te digo: no sé qué me pasa cuando me tocas, cuando tu epidermis roza el clímax de mis vellos. Es una sensación vigorizante, llena de vibraciones, de confusiones, de respuestas efímeras y perennes… Y de repente siento que me falta el aire, y de repente no siento que me falta el aire… más que respiro tus olores…

Si es a esto que llaman amor, puedo decirlo: estoy enamorado de mis sentidos. Siento cosas que, me hacen… me causan sensaciones interminables, impostergables. Y no sólo ahí quiero sentirlas, quiero sentirlas siempre. Quiero vivir pegado a todo de ti, a todo lo que me ofreces voluntariamente… Parece que la vida es eso, otra persona; parece que esto es la vida, otra persona… Tú…

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios