Estilos de ciudadanos dominicanos

Por, Luis Alberto Nina

¿Hasta cuándo toleraremos tanta humillación? Hay que empezar a luchar ¡ya! A atacar…

Nuestro país está jodido por muchos factores eminentemente sociológicos, que desvinculan –de manera directa– a los políticos que suelen gobernarnos. Explico por qué: yo lo resumo primordialmente en la voluntad ciudadana de querer, buscar y persistir por algo mejor. Y para dilucidarlo, utilizo a varios Estilos de ciudadanos dominicanos.

estilo de ciudadanos

El primero: son aquellos ciudadanos que no saben absolutamente nada y se dejan influenciar de manera directa, por un pollo, por una botella de romo; o por unos cuantos pesos, que se les va en absolutamente nada.

El segundo: son los que saben un poco más, éstos creen que tienen la verdad con ellos y su intransigencia no los trae al presente. Quedan sosegados en lo que una vez su familia les dijo: “Yo soy peledeísta toda la vida. Yo soy perredeísta toda la vida. Yo soy reformista toda la vida.” Y pudieran estos tres partidos, los tradicionales, admitir en público que ellos les “han quitado la madre al país”, que les encanta orinárseles encima al pueblo, y que su misión siempre será gobernar para ellos (los políticos), y para hacer al pueblo aún más miserable e infeliz. Y aún después de toda esta confesión, la gran mayor parte de esta ciudadanía seguirá apoyando a todas estas bestias. Porque están adormecidos con una “botella”, con un familiar pega’o, o con la esperanza de que por fin serán alguien cuando “su líder” decida darles el puesto que creen que merecen.

El tercero: éstos son los ciudadanos que “verdaderamente” saben lo que se tiene que hacer. Sin embargo, quedan callados por supuesta prudencia y educación, o peor aún, creen que todo está perdido después de su aberrante cálculo y, deciden rendirse e irse a apoyar a estos corruptos; porque al menos sacan lo suyo y mueren con material.

El cuarto y último estilo de ciudadano es un pequeño conjunto de personas sumamente responsables, donde hay intelectuales, analfabetos, analfabetos funcionales, y dominicanos y dominicanas de conocimientos normales, que están dispuestos a “jugársela”, no sólo por el bien de la patria dominicana, sino por la justicia en todo el planeta, por el bien de todos los seres humanos; por la mejoría de los más necesitados, los que menos pueden, los que menos saben y los que menos tienen. Esta última cúpula de ciudadanos del mundo está sumamente indignada, está harta de tanto descaro y abuso, y poco a poco se está haciendo sentir… Y cuando estalle, no habrá tregua ni biblia ni leyes que entorpezca la verdadera justicia del hombre.

Fuente (foto)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: