Fetichismo

Por, Luis Alberto Nina

(Octubre 05. 2015)

Felichismo

¿Te excitan los zapatos altos o el olor a cuero? ¿Te provocan hacer de todo los pelirrojos con bigote o los vellos de las piernas de las mujeres? ¿O no encuentras dónde meter los sentidos cuando vez a tu jefa pasar con unos lentes de leer? «El fetichismo implica la capacidad de experimentar placer (sexual) a través de uno o varios materiales específicos, prendas, partes del cuerpo u otros objetos normalmente sin vinculación sexual de tipo alguno. Puede tratarse de materiales como el cuero, la goma o el acero, de vestimenta como uniformes o atuendos deportivos, de partes del cuerpo como los pies, las axilas o las cabezas rapadas. Para algunas personas el fetiche puede ser algo completamente diferente, tal vez un color o una forma especial, o bien una situación o acto concreto».

Podemos decir que, el fetichismo, es ese deseo que invade, de manera propia, todo nuestro apetito sexual, sin necesariamente tener que estar relacionado con sexo. La experiencia del fetiche varía según la persona. Algunas gozan de su fetiche en soledad, mientras que otras prefieren compartirlo o recurrir a él en compañía de otros. Se puede disfrutar del fetiche ya sea en ocasiones específicas (por ejemplo, durante el acto sexual) o como elemento para añadir una dimensión adicional en el día a día. ¿Sabes cuántas de tus colegas van al trabajo con suspensorios o sin nada debajo, u hombres vistiendo lincería? El disfrute de un fetiche no implica la necesidad de que otro participe, sino del encanto propio del mismo goce con otra cosa distintas.

fetichParafilias

Fetichismo es una práctica psicológica, que empieza como algo meramente neto de uno, del experimento y deseo, y que no tiene nada de malo si no se le quita la libertad a nadie. Hay que decir lo siguiente: aunque el fetichismo puede representar algo totalmente normal, también éste puede terminar causando algún tipo de desorden psiquiátrico, que quizá resulte luego complejo de remediar, como una parafilia. En este estado ya, se podría manifestar de la siguiente manera: sadomasoquismo, que es el abuso excesivo de lo fetiche (crueldad o dominio en el sexo); travestismo, que es la desorientación de la identidad del género biológico(vestimentas extrañas y no propia del género); y el voyerismo, que es simplemente una tendencia exhibicionista, donde el misterio o lo prohibido causan placer…

fetic1

Podemos decir que las prácticas de fetichismo, para la gran mayoría de las personas, al menos las que se expresan en público, no bien vistas, realmente. Y la razón es obvia, porque van en contra de cánones morales antepuestos por la sociedad. Sin embargo, lo cierto es, que esta práctica, siempre y cuando no se convierta en una obsesión y arrastre a otros a ella, no constituye más que la libertad propia del la conclusión del deseo encontrado.

¿Tienes algún fetichismo?

¿Dinos cuál fetiche tiene un amigo o una amiga tuya?

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: