Fraude electoral

Por, Luis Alberto Nina

Todos los partidos políticos de la oposición quieren que también se les cuenten los votos de manera manual. Tampoco se tienen que contar todos, pero al menos un porcentaje de ellos. Contar los votos manualmente da cierta seguridad de que todo con la tecnología está saliendo o saldrá bien. No es que duden de manera tajante del nuevo sistema que se va a implementar en estas próximas elecciones de mayo en nuestra República Dominicana; unas de las más importantes de los últimos veinte años. Lo que estos candidatos esperan es que todo sea completamente transparente. Y más, tomando en cuenta que quienes nos gobiernan, tienen el poder y la voluntad de hacer cualquier fechoría. Más porque el incumbente de la Junta, es un miembro importante de su partido, al igual porque el Tribunal Superior Electoral, que es el organismo donde se podría dilucidar cualquier conflicto, también les pertenece y no tiene credibilidad en lo absoluto de que sea imparcial. Lo que se quiere es justicia, ecuanimidad, y no aparenta que la habrá…

Casi todos los partidos le han pedido a la Junta que les permita esto. El PRM, Alianza País, el Partido Revolucionario Social Demócrata, etc. Pero hay uno, hay un partido que NO quiere contar los votos de manera manual. Un partido. Un solo partido. ¿Por qué? La pregunta es: ¿quién adivina cómo se llama ese partido?

Fraude electoral

En el libro, El arte de la guerra, se estila la idea de que, cuando un grande se enfrenta a un pequeño, el grande debe ir preparado -no sólo con su tamaño, que ya de por sí es una ventaja- también debe llevar consigo, y lo voy a parafrasear: dos escopetas, una por si falla la otra; dos colines, uno por si se pierde el otro o por si sale embotado; una granada para explotarlo cuando termine todo; y una trituradora, para desaparecerlo. La idea detrás de todo esto es que, cuando el grande lucha con el pequeño, la idea de perder no debe ser una opción…

Mafia electoral

El PLD trama lo mismo, con la misma filosofía de El arte de la guerra. Está agarrándose de todas partes: encuestas manipuladas, medios de comunicación a su defensa, la Junta y el TSE a su favor, maquinas de conteo de votos posiblemente adulteradas a su conveniencia, no la de otros. Y lo que se avecina el mismo día de las elecciones: a regar dinero por un tubo para comprar votos, antidemocráticamente… porque no van a perder. Hay embajadores cualesquiera que ganan $30 y $40 mil dólares al mes (dije dólares, más que Obama), por hacer nada. Absolutamente nada. Cualquiera de éstos, sólo para lucubrar una hipótesis, iría a tu casa y mataría a toda tu familia, si es lo que se requiere, sólo para quedarse en ese puesto que lo hace “gente”. ¡Entiendan esto! No es relajo. Hay mucho dinero y poder envuelvo en cuatro años de gobierno. O sea, por el Poder, se haría lo que sea, así como aparenta que hace el PLD. Este partido no va a dejar esa mina de oro sólo dizque porque se le descubra haciendo unas siete trampitas. ¡Hermano, abramos los ojos! La mafia no va a dejar su trono así por así. Son cuatro años de triunfo o de tortura. Nosotros nos empantalonamos y decidimos. ¡Luchemos por transparencia! Ahh, el partido que no quiere que se cuenten los votos, que no quiere más transparencia, que no le interesa que se sepa la total verdad… ¡adivínenlo ustedes!

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: