Es fácil ganarle al PLD

Por, Luis Alberto Nina

Dominicano tipicoLa campaña en contra del PLD en mi caso empezó desde que Danilo oficializó todo en su partido. La vez ésa que Felucho le dijo a Reinaldo que le levantara el brazo a Leonel para que éste le levantase la mano a Danilo. Desde ese instante empecé… Ahora, la lucha real mía empezará una semana antes de las elecciones. Recordemos con quienes estamos bregando aquí: es con la mente de un dominicano típico. Y para educar a esa vaina hay que… hay que… No sé ni cómo completar esto: hay que dárselo en cucharaditas. Y todavía así; con dinero, con romo, con ideales falsos, sí, porque somos masoquistas también; con amigos pegados y/o con promesas de que les saldrá una “botella” al ascenso al poder, si llegan los grandes… Ya después de todo esto, se les dice la cosa que uno cree verdad, pero nunca le dan chance a uno. Es un debate sin sentido. El típico dominicano opina con una lógica insuficiente, con un idioma de atraso y de mediocridad que –para entrarle a eso– es más fácil no sé qué… Y si es que finalmente toman la valentía de ponerte atención, entonces no llegan a entender lo que se intenta razonar. Por lo tanto, hay que dejarlo ahí, a la suerte; a que este dominicano típico se levante con el pie izquierdo y decida votar por otro que no sea ni el PLD, ni el PRD, ni los aliados a éstos. Y para que una vaina así resulte, sale más fácil cruzar los dedos y aplaudir al mismo instante que…

Y como el dominicano todo lo olvida, es mejor sazonarlo unos días antes de las elecciones. Así lo podemos confundir nuevamente, pero esta vez para bien.

Pobreza del PLD

Una observación que quiero hacer:

En vista que ya los mismo peledeístas antileonelistas se esmeran en aceptar que la justicia de nuestra nación no está funcionando del todo bien. Fijémonos que no es que acepten que la misma está podrida en su totalidad (la generalización en este ejercicio es válida. Cualquier duda de lo justo se traduce en un oxímoron. Y por lo tanto, resulta disfuncional en su totalidad)… La razón que éstos “come-solos” acusan a Leonel solo y no a otro, es porque el hombre está abajo, y darle cocotazos no es tan difícil ahora. Y más que tienen a su nuevo líder, Danilo Medina, en la cúspide del primer centavo del erario. Entonces, acusan a la justicia. Siento que éste es el único ejercicio de autoincriminación que ejercen. No hay otro. Para los peledeístas, la nación vive en una brillantez de progreso como en ningún otro país del mundo. Y tanta miseria, misterio y manipulación que existe. Sin embargo, nada de lo que ocurre, ocurre. Es percepción. ¡Si es malo, claro! Si es bueno, entonces es el nuevo mesías que lo ha logrado. Y si es que existe alguna duda, entonces es culpa del incumbente, pero nunca del Tiburonador. No. A ése no se toca. Es el de los cheques.

Danilo y Leonel

Entonces, a base de todo lo expuesto hace un instante, a mí me ha dado por pronunciar lo siguiente:

El adefesio de Justicia que tenemos hoy en día; esa misma que los antileonelistas aducen a que es “algo mala”, no es culpa únicamente de Leonel Fernández, como están intentando hacer creer. Hay que decir algo de los peledeístas: son sociólogos. Tuvieron de maestro al, para mí, segundo mejor sociólogo de la historia dominicana, detrás del grandioso Pedro Francisco Bonó, que fue Bosch. De modo que, ¿qué esperamos? Éstos conocen nuestra idiosincrasia. Saben de todos sus pormenores y, para reducirnos, lo aplican de manera humillante; y ya ni les importan las formas, con tal de mantener el Poder y cobrar sus chelitos…

PLD CNM

Continuo: tenemos que aprender a acusar al gobierno. Tenemos que buscar ayuda si no sabemos cómo o no podemos. Tenemos que atacarlo, el gobierno anda con la libertad de una cenicienta embarazada; libre y con un nuevo amor, el Poder. Hay que dar duro, con to’. Por consiguiente, es el PLD el culpable de dicha Justicia. No sólo Leonel. ¡No nos confundamos! ¿O no fue el PLD ENTERO que hizo esa Justicia? Es obvio que cuando dicen que es de Leonel, le están dando un pase a Danilo. Y así no se ganan elecciones, así no se lucha con las injusticias. En ese Consejo Nacional de la Magistratura estaban cinco miembros del Comité Político del PLD: el presidente del partido, Leonel Fernández; el secretario general del partido y presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez; el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez; otro miembro del comité político, actualmente, Radhamés Jiménez. Y había otro peledeísta, camuflado como reformista, que era Félix Vásquez (éste fue elegido en la boleta del PLD).

De manera que, cuando se dice que la justicia es de Leonel, se la ponen facilita a Danilo. Y así –en vez de ayudar a combatir este desastre de gobierno– se hace todo lo contrario. Se le quita de las manos el “tiburón podrido”.

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: