Guillermo & Minou

Por, Luis Alberto Nina

Guillermo y Minou

Yo creo que la idea de que Minou y Guillermo vayan aliados en estas próximas elecciones no está tan mal después de todo. Y en vista que la Junta Central Electoral extendió el plazo hasta este 11 de marzo, para que legalmente partidos políticos se unieran a otro y/u otros. No soy seguidor de Minou, pero comprendo que –entre las personas políticas que hay– ella es una de las mejores. Yo preferiría a un Ricardo Nieves alli… Todos sabemos que desde que Minou abandonó el PLD, Guillermo se le acercó. Le dijo que sus puertas estaban más que abiertas para que ésta formara parte de Alianza País, si le parecía. Obviamente, como típica dominicana, Minou, optó más bien por formar su propio movimiento o partido. Esto era de esperarse, todos, como dominicanos, porque aparenta parte de nuestra idiosincrasia, queremos recibir el gran aplauso. Y realmente nada de malo tiene esto; a la larga, cada quien vive su existencia como le parece.

Minou Tavares

He escuchado a Minou expresarse respecto a quienes deben formar parte de las filas de su partido, y de la forma que habló pensé que su dirigencia iba a venir de Suecia o Dinamarca. Por un momento tuve que asegurarme que era Minou la que hablaba, aquella familiar de las Mariposas y de Manolo. Minou decía que antes de que alguien entrase a su partido, tenía que ser evaluado –no sólo en su desenvolvimiento– sino incluyendo la historia de dicha persona. Que para ser sincero, es lo que yo haría en caso de formar un partido político; yo sería creo que hasta más intenso que ella. No obstante, a la vez entiendo que esto simbolizaría una utopía en nuestro país. A penas hay “tres personas” éticas que valen la pena, que de igual modo tampoco hacen política, por lo que no resultaría; ¿y van a venir a nuestro partido? Imposible. Y si es que son convencidas o vienen por cuenta propia, ¿qué me dice a mí que tres talentos son suficientes para convencer a un pueblo? O sea, al paso que Minou va, si agarra 100 mil votantes de aquí a 20 años es un milagro de alguien supremo. De modo que, en ese orden es que ella no se uniría a Moreno. No es al revés. Obviamente, se une el que tiene menos al que más; al que tiene estructura política, al que tiene personería jurídica. Algo así como ella hizo con el partido de Puig. Claro, en este caso ella es la candidata, que es lo que todos quieren. No sólo ella.

¿Qué sucede si se inclinan algunos egos y la ADP y Minou se unen a Alianza País?

Tres cosas: definitivamente sacan más de 15% de los votos, y cuidado si llegan a rayar los 20%, sino que también se adentran al bolsillo muchísimas regidurías y algunas diputaciones. Y quién sabe si alcaldías y senadurías. O sea, tienen más posibilidades de lograr darle un cambio a la política dominicana de esta forma. Y por último, las elecciones se van a una Segunda vuelta. Y en una Segunda vuelta, definitivamente vería casi imposible que la Oposición no salga victoriosa.

Guillermo Moreno

¿Por qué no se une la Oposición hoy, en vez de mañana?

En este caso no se lo atribuiría a los egos. Creo que la decencia se debe mantener. Creo que unírsele a ese episodio de partido –que es el PRM y la tal Convergencia– es secundar lo “más de lo mismo”. Y es cierto que en una Segunda vuelta se haría específicamente eso. Se haría por dos razones: la primera, porque no hay otra opción. Y la segunda, porque entonces hay que sacar al mafioso PLD del Poder a cómo dé lugar. Pero no es tan necesario que se haga en mayo, en la Primera vuelta; puede esperar hasta agosto, ya unida la Oposición completa. Y la razón del porqué de todo esto, de esperar, es porque los partidos deben diferenciarse el uno del otro; de cuál es el ético de todos. Y unírsele al PRM ahora es tirar la toalla. Si no se hace así, ocurriría lo siguiente: se acabaría la esperanza que muchos tienen con Guillermo Moreno y otros con Minou Tavares y entonces, habría que salir del país, a menos que aparezca un mesías y nos salve a todos. Mas, si se hace de esta forma, saldrán algunos partidos vencedores en: ideales, esperanza, coherencia, y por ende, en simpatizantes. Y nuestro pueblo necesita eso, nuestra sociedad merece una puerta de escape para cuando la gente vaya abriendo los ojos; saber que alguien los espera con los brazos abiertos y sin ningún truco bajo la manga para robársele lo que resta del patrimonio. Guillermo Moreno invoca a eso, a esperar por su victoria, a tratar con él.

En conclusión, Guillermo de presidente y Minou de vice sería una fórmula aterradora para los mismos partidos de siempre; sería algo por lo que la sociedad se emocionaría. Y quién sabe…

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: