Quiero hacerte el amor

Por, Luis Alberto Nina 

No sé, pero tú como que me gustas. Me di cuenta… el día en que no estabas y te pensé más de la cuenta. Noté que algo distinto pasaba en mí. Ya no podía durar diez minutos sin pensar en ti. Y me pasaba algo por dentro. Me sucedía algo intenso, que no sabía explicar. Y hacia silencio. Y me excitaba. Y no aguantaba hasta ese momento en que pudiera volver a verte. Lo supe desde ese momento en que no dejaba de pensar en ti, en que todavía teniéndote de frente seguía pensando en ti, seguía pensando cuándo volveríamos a volver a vernos. Yo creo que eso era amor, yo creo que quererte ya a escondidas, era igual que quererte al descubierto; era parte de mí, era parte de ti. Te deseo, yo sé que hoy te deseo más que nunca. Siento tanto deseo por ti que, decirlo ya hoy, queda corto…

Quiero hacerte el amor

Siento unas ganas de tenerte cerca, siento unas ganas de abrazarte cerca, de besarte cerca. Siento unas ganas de escaparme contigo y no regresar jamás. Y me da por pensar, que aunque sea un sueño, puede alguna vez ser realidad. Sólo tienes que aparecer. Aparecer así, como apareces en mi mente a cada rato, a cada golpe; sin avisar y sin ni una queja de suspiro y anhelo. Y te quiero, y abrazarte es lo que más deseo, y tenerte entre mis labios, entre mi piel, entre mi aliento… A veces creo que, te quiero pero falta más; y que el quererte un poco más volvería todo atrás y podría desvanecerse, y ya tú dejes de existir… y entonces ya no más suspiro. ¿Y todo de nuevo volver a empezar? No. Aunque lo cierto es que ya nada me importa, nunca me ha importado el reto, y menos si es contigo; porque también sé que si empujo un poco más, podría llegar a la gloria, podría contigo alcanzar. Y de verdad que quiero tenerte entre mis brazos, de verdad que quiero apretarte enre mis brazos, y hacerlo de una manera tan elemental y sospechosa que sólo tú y yo lo entendamos, que sólo tú…

Quiero hacerte el amor

Y cuando tú no estás, ahí es de verdad que te quiero más. Y lo hago de una forma sigilosamente secreta que nos toma, que eleva las ganas… Y así siento que te quiero. A veces creo que quererte no es nada, realmente, ¡siento que te amo! Que hacerte el amor es mi gran deseo. Y no quisiera siquiera que sucedan estos momentos en que no paralicemos el tiempo, que no nos pensemos… Porque siempre te pienso, al menos; al menos te tengo cuando te pienso, siempre. Y si de repente dejo de pensar, entonces no te tengo y ya. Aunque quizá algún día, quizá; en algún momento, en algún escondite mirando al lado, quizá; pueda ver llegar a olvidar el no hacerlo, porque te tengo entonces… Sabes que te quiero, que te quiero a ti. Porque lo que quiero es real. Y sentir todo esto es tan fascinante, y es leal; es tan encantador que… No hay otra forma de pensarlo, más que pensarlo; y tus labios y tu mirada y tus sonrisas y tus olores y tu pelo… Y unos cuantos gestos que me das de repente y no sé ni cómo ponerme. Y me aprieto y me quiero dejar ir, pero no puedo, no quiero fallarte; porque sé que si me voy muy lejos, te quedas atrás. Y después te voy a tener que olvidar. Y no quiero eso. Te quiero a ti, a ti enterita, te quiero.

Quiero hacerte el amor

No sé… A veces creo que debo decir la verdad… que no sólo quiero perderme contigo el resto de la vida, y encontrarnos entre besos, entre suspiros, entre el roce de la yema de los dedos. Aunque quizá quede corto en todo esto. Quizá deba decírtelo de una vez: ¡quiero hacerte el amor! ¡Quiero hacerte el amor, como se hace el amor; creando gotas a pedazos, burbujas a hebras, construyendo una ilusión interminable, entre sudores, entre el romance de un aliento empedernido y lujurioso, entre el esfuerzo tuyo, mío, del momento, el frio! No sé… sólo eso. Quizá sea simple lo que quiero. Pero bueno… ¡quiero hacerte el amor!

Fuente (fotos)

¡Entra a mi Calendario de Momentos!

¡Subscríbete a mi página! Y recibe notificaciones de nuevos y extraordinarios escritos, por Email

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: