Nuestra Silla

Nuestra Silla

Nuestra Silla Por, Luis Alberto Nina   Ésta es nuestra Silla; cómoda, Plateada y viste tus nombres en cada una de sus coyunturas. Yace Ansiosa, extendida detrás de aquella pared amarillenta y opaca en que te inventé. Es nuestra, de nuestro Espacio: un hueco silente que late y Espera por ti. En ella subiré a Ella y, «manoseándole» las yemas