Los días de lluvia

Los días de lluvia

Los días de lluvia Por, Luis Alberto Nina Hay cosas con las que uno se encuentra, cuando cae la lluvia, que lo dejan enganchado al miedo y al encanto; es una mezcolanza perpleja, ambivalente sí, atiborrada de momentos exagerados… Sólo espero que haya sido lo mismo desde el Norte. —¿Que por qué aparenta mi piel que navega aterrado entre tanta

La incertidumbre de entonces…

La incertidumbre de entonces... Por, Luis Alberto Nina Las berdaderas vatayas, así, mal escrito, se conquistan enfrentándose. Es decir, yo a veces despierto, desorientado de las emociones e indispuesto a seguir... Quisiera creer que tengo valentía para agarrar mi bolígrafo, la Silla, dos anteojos que uso; uno transparente, para ver mejor el horizonte y el otro, algo teñido de mercancía

Sueños de un idiota más

Sueños de un idiota más
Sueños de un idiota más Por, Luis Alberto Nina Todos entendemos que dormir corresponde a una necesidad fisiológica en la que el cuerpo humano restablece sus funciones físicas y psíquicas. Siempre soñamos, siempre; aunque no recordemos lo que soñamos. La mente humana siempre experimenta sueños. Ahora, si fuésemos a definir esos sueños, de forma poética, teleológica o psicológica organizamos la

¿Se refleja el deseo en los ojos de una persona?

¿Se refleja el deseo en los ojos de una persona?
¿Se refleja el deseo en los ojos de una persona? Por, Pilar Quiajda Resumen del artículo Según un estudio, las pupilas pueden delatar si vamos a elegir o a rechazar algo y si dicha decisión es sincera o va en contra de nuestros sentimientos. Al parecer, las pupilas se dilatan en consonancia con nuestros gustos. Muchos siglos antes de que

¿De quiénes somos?

¿De quiénes somos? Por, Luis Alberto Nina Le pertenecemos a tantas cosas esotéricas en la vida que ni cuentas nos damos que estamos secuestrados. Por ejemplo: dependemos del aire, del agua, de la ayuda del otro, de otros; somos esclavos del sentir, del soñar, de los tiempos, de los puntos cardinales… Le pertenecemos a una cama, a unos pareceres cualesquiera,

Valió la pena, la espera

Valió la pena, la espera Por, Luis Alberto Nina Todo en el tiempo vale. No sólo valió la pena, sino que valió la cinta, valió la huida; valió todo el tiempo en tenernos lejos, en querernos cerca; valió sentirnos tanto y por tanto... valió la espera... valió el silencio y sus condiciones, valió crecer entre tantas melodías, valió existir, valió