A Immanuel lo incomoda una canción, y algo más…

Por, Luis Alberto Nina

Le encanta, para decir esto antes que todo, la canción que el merenguero dominicano Toño Rosario canta ahora, “Dale, vieja dale” (la misma fue primero interpretada por Ulises Bueno). A lo mejor se queda mirando el video porque no logra concebir cómo un hombre que llega borracho a la casa a cada rato todavía no lo han botado… Y no, tampoco ha dejado de escuchar a Vivaldi, Wagner, Ravel o cualquiera de las tres Bs de la música clásica (no confundir las Killer Bs del Baseball); sino que, hay veces que es inevitable que alguien se haga eco de ella… No puedo controlarlo…  

Cuando desea tocar algo específico… mira a mí e intenta astutamente alcanzar lo intrigante; pero solo un ápice antes de… de que sus garras lo consigan, lo quito, lo miro y le replico: “ese celular es de papá y no se toca, lo debes ir sabiendo ya…” Los insultos que debe estar considerando en ese instante, pero que su lenguaje no le permite expresar con palabras… entonces grita… y el llanto logra extenderse al punto de que reclina hacia atrás su linda y azarosa cabellera… y entonces me sale La Lupe:

“Teatro… lo tuyo es puro teatro…”

Él se queda mirándome, a veces sonríe, a veces baja la cabeza… pero siempre da la vuelta y se retira en busca de otros litorales donde esparcir su libertad. Yo no lo obstaculizo, lo dejo hacer de todo; hasta saltar como un gorila de pared a mesa y de silla a nevera… Todo este control es temporal y es en contra de la tecnología, solo intento proporcionarle las condiciones para que viva una infancia humana.

Ya Immanuel tiene un año y cinco meses de existencia fuera del vientre de la madre, ahora se emociona más: es la edad que late, y además carga con el sentimiento de un hermano que va a servir de vasto entretenimiento en un futuro cercano. Pero desconoce esto, aun…

Tampoco se puede mencionar la letra “L” en casa porque ya el fenómeno ha descifrado el significado algebráico que le otorgamos su madre y yo. La “L” reemplazaba la palabra “Leche”. Habíamos dejado de pronunciarla debido a que solía exasperarse tan pronto se mencionaba; su hambre había aprendido a relacionarla con el líquido blanco que le calmaba lo que sea que sentía en la barriga…. 

 Immanuel crece, va veloz; pero ya Bram casi le alcanza. Y cuando esa bomba se esparza, quedará solo el resabio de nuestra aventura. Aunque tampoco me asusta el reto…

Fuentes:

Video de La Lupe, “Teatro…”

Video de Ulises Bueno, “Dale vieja…”

Video de T. Rosario, “Dale, vieja…”

 

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: