Jóvenes de Alianza País

Por, Luis Alberto Nina

Jovenes de Alianza Pais

¡Qué emoción me da ver que un partido como Alianza País, esté colocando tantos candidatos jóvenes, para regidurías, diputaciones, senadurías y alcaldías! De verdad que es una sensación formidable. Decir que todavía queda algo de esperanza. Porque cuando ésta deja de estar, no tiene sentido realmente la sociedad. Y todo se vuelve un caos, un mar de anomia y descontrol.

En contraste a los otros partidos, el PLD, PRD, PRSC y PRM, que siguen sacando a flote a los mismos dinosaurios; esos mismos que nunca hicieron nada por el país, que tampoco harán nada. Y no es nada en contra de ellos, sino que ya es bastante de no hacer nada; necesitamos cambios; todos formamos parte de la sociedad, todos. No sólo unos cuantos oportunistas, materialistas, amantes del Poder.

Me preguntó una amiga ayer: “¿Luis, cuál dirías que es lo primero que debe tener un candidato para ser un buen político?” La respuesta –al menos– para mí, es fácil: un real compromiso social vestido de una ética exacta. En otras palabras, un ente que no se doblegue a lo mal hecho, y que le urja el bienestar de su pueblo, de su país. Es todo. Lo de ser un intelectual está sobreevaluado. Esto lo crea el estatu-quo para automáticamente eliminar al menos un ~80 a 90% de la ciudadanía a que se postulen a posiciones políticas. Pero es mentira. Me viene a la mente la expresión del General Francisco Villa: “El país debe ser gobernado por alguien que realmente quiera a su gente y a su tierra, que comparta la riqueza y el progreso. ¡Yo tengo todo esto! Sólo que soy ignorante”.

Francisco Villa

Es cierto que para que el progreso exista, puede que hayan iniciativas que empujen a eso. Y que quien no tiene idea siquiera cómo lograrlo, teóricamente hablando, no lo va a hacer. No obstante, de esos hemos tenido muchos; demasiados, diría. Tenemos toda la historia de la vida Republicana en esa lógica y todavía no salimos de los escombros. Estos candidatos jóvenes, especialmente de Alianza País, sé que han de tener todos los condimentos –tanto socialmente, como intelectualmente– para sobreponerse delante este nuevo reto que se les avecina. Tampoco es que son analfabetos que se postulan. No. Son jóvenes titulados, profesionales, que creen en su pueblo, en su país; que entienden que también ellos pueden aportar para la mejoría del mundo. Y que para lograrlo, la mejor manera es mediante la política. Y aunque ésta está muy estigmatizada, de todos modos, la esperanza es lo último que se pierde.

Jovenes de Alianza Pais

Yo abogo porque todos apoyemos a estos jóvenes. Todos. Absolutamente todos. No seamos mezquinos, envidiosos, dejados, inconscientes, débiles… Apoyémonos los unos a los otros, apoyemos lo bien hecho, aboguemos por el futuro.

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: