Objetividad: “Juancito Sport”

Por, Luis Alberto Nina

Le dije a un amigo, que nadie hablaba de los otros muertos: uno quien fue parte de su seguridad, y el otro, el asesino, que a la vez se suicidó. Y me respondió: “Luis, porque fue que se mató a un hombre inocente. Y al asesino, no lo debemos llorar”. Y claro que la paradoja causa risa. Inocente… Solamente lloramos a aquél, que –metido en la mafia peledeísta– ha desencadenado, de manera indirecta, si se quiere, en la muerte por hambre, por salud, por educación, de muchos niños, mujeres y ancianos. Continué diciendo: y dije lo mismo cuando Troncoso se fue. Y lo voy a volver a decir cuando los Vinchos, Arvelo, El Cardenal, Leonel, etc… Porque yo no acuso y lloro a la vez. Al menos no a quien tiene una ola de ciudadanos enredados en una maldita apuesta y entre la miseria. ¿Y si El Profesor estuviera vivo, lo hubiese aceptado en el comité político de su partido? No creo… cualquier Boschista sabe que no. El Profesor luchaba con todas estas malas jugadas. juancito sports¡Y que no me jodan a mí con que soy esto o lo otro, que “pocos” aquí tienen más civismo que yo o son más responsables socialmente, o más humanos o éticos! Solamente hay que hablar con quienes me rodean: Luis Alberto es insoportable, pero… La idea que no comparta siempre las mismas opiniones que otros, los mismo cliché, no aduce en lo absoluto nada, sino que pienso con mi propio coco, que no le sigo juegos a nadie. Yo soy yo…
juancito sportsAhora, volviendo a la charla: ¿por qué lloramos a Juan y no a los otros, como por ejemplo, al asesino; y criticamos de inhumano al que no llora a ningunos de los dos, sólo al guardaespaldas? ¿Dónde está la objetividad de lo justo? ¿Somos medios humanos? Yo no, al menos eso creo. Quiero pensar que siento las injusticias, que no doblego mi raciocinio por nada ni nadie. Pedir tregua en momentos donde la mafia sigue, lo considero inútil. Yo no me mantengo en la vida para ser diplomático. Ésta no es mi pasión.

En otro orden, parece evidente que la única justicia que tenemos, a veces, es que este mismo lío que ellos han creado, termine enredando al grupito en su misma trampa. ¿Karma? ¡Quién sabe! Lo cierto es que, hay formas de no seguir jodiendo al país con sus comportamientos mafiosos, y vemos una aquí… ¡Es que se creen omnipotentes!

A cualquier familiar mío o amigo, lo pueden meter preso, si delinque. Y eso a mí sí que no me importa. Yo cuido demasiado mi actuar. Demasiado. De modo que, quien actúa mal, que se trague su osadía. Y morir es solo el resultado de haber existido. No olvidemos que son más propensos a morir los que actúan mal, porque andan en lugares funestos; que los buenos, que no son de na’. ¿No es así esto? Esa debe ser la idea de la justicia del balance social. juancito sportsY para los que dicen que hay que respetarlo como ser humano e ignorar la parte política, les digo lo siguiente: ser político no es ponerse una careta, y quitársela y ser respetado luego. No. Al menos así yo no lo veo. Claro que es penoso por sus hijos y su esposa. Me duele esa idea. ¡Pero qué se va a hacer ya! Quien actúa mal, de forma mafiosa, que aguante su “pela”. Por algo algunos somos éticos. Para no caer presos, para no caer muertos, para no caer en el olvido. A él le pasó una de éstas. Era de esperarse… No me duele en lo más íntimo. Lo admito. Y no soy hipócrita por aquí. Porque sé que por culpa de él, del político, del hombre (ambos son lo mismo), han muerto y se le ha acabado la esperanza a muchísimos seres humanos. Y lo que hizo una vez, es SU DEBER… Y quisiera que entonces lloren todos por ellos, los miserables, los que a nadie les importa; que lloren por lo INJUSTO. No lo que hacen hoy: llorar por quien brinda esas injusticias. Yo no soy de doble filo, es un objetivo solamente…

Para finalizar, para mí, defender a un mafioso es un juego de doble estandarte, de hipocresía, de subjetividad, de incoherencia. Algo todavía más inhumano… El PLD hoy habla de “inseguridad”. Pero ¿a quién le echamos la culpa, si se invierte más en el Ministerio de la Primera Dama, que en Seguridad Ciudadana? Es que abusan de nosotros. Nos relajan y los dejamos, por pendejos. Luego lloramos sus penas.

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: