Kasey Valerio

Por, Luis Alberto Nina

mi-adorada-kasey

Sólo hay que conocerla para quedar encantado con ella; su delicadeza, su sonrisa, la firmeza de su carácter cuando ciertas cosas no le salen como esperaba, ¡simplemente adorable, la verdad! Su entusiasmo en ayudar, en hacer lo correcto, su responsabilidad, su madurez y su inteligencia, son algunos de los detalles que hacen que uno la encuentre, le conozca algunas de estas virtudes y quede fascinado con su persona. Claro, como nosotros somos todo eso que nos mueve por dentro, a esta quinceañera sí que la mueve lo positivo…

4-juego

Ella nació hace ya una década y media; hoy celebramos esa tremenda aventura. Ocurrió de muchas libras, de muchos «buches», de mucha rebeldía. Y hoy todo sigue igual en ella, aunque debo admitir que ahora es más amable, inocente, sencilla y sensible… ¡humana! Nació así como ya la he descrito, y pudiera jurar que, cuando uno se topa con estas imagenes revive aquella edad en que todo era hecho de cosas adorables. Quien subscribe esto, su tío, aunque suelo apodarla de ahijada, lo que por ende soy su otro padrino, la vio cuando tenía más o menos tres años de edad. Se choca uno con semejante talento… La recuerdo muy bien; la vez que le dijo a su tío Freddy: «si me topas (señalándolo con el índice izquierdo)… si me topas, te voy a dar con esta sartén (la cual cargaba en la mano derecha)». Recuerdo que todos los que estábamos allí presente, nos reímos. Algunos, también, aprendimos hasta a cogerle miedo; entendimos que, con quien sea, menos con ella… Especulo que sus modales pudieron haber sido parte de cierto recelo por haber dejado su tierra natal para venir a este misterioso calabozo de personas adultas y nada de patio.

1-angelito

El tiempo transcurrió y con él se fue moldeando una niña sumamente espectacular, una jovencita de gestos dóciles y de un semblante agradable y menos hostil; inexperta en la vida, como todos, pero de grados escolares formidables; callada, romántica y soñadora…

Una vez tuve un sueño con ella en que la imaginé cabizbaja e indefensa, esa semana procuré acercármele más, para traerla más al ruido, para verla formar parte del grupo de un modo más libre; y desde entonces, no he dejado de buscarla. No porque creo que aún me necesite, sino porque he conocido de sus cualidades y alejármele a tan lindos y propios sentimientos, sería algo bastante absurdo.

11-dress

Kasey, como la nombraron sus padres, hoy celebra sus 15 años de edad, en la fiesta de su Quinceañero; y no pueden sus padres estar más felices de lo que ya están, al igual que todos esos familiares y amigos que se han topado con la reseña de su personalidad.

Kasey Valerio, es una señorita encomiable, imitable, elogiable. Es una doncella que merece esta fiesta al igual que cualquier otra celebración o aplauso… porque se lo ha ganado. «Cría sueño y acuéstate a dormir», dice el famoso refrán popular. Lo que muestra una vez más que a los buenos, después de sus esfuerzos, es meritorio el regocijo, el afecto, y hasta los premios materiales, si se quiere…

14-valet

Cuando yo veo a mi pegote de encanto, miro algo sumamento puro. De verdad digo esto. Veo una joven que quiere superarse y que para lograrlo no deja de insistir. La recuerdo en aquell danza de su ballet, y al observarla hoy, ¡cuánto ha evolucionado! El cómo se expresa, el respeto que le tiene a todos en su entorno, la naturaleza de su alegría, de su disposición, de su calma… también me gusta que ella lea tanto… eso me emociona al punto de reconocer que si lo sigue haciendo, no le va a faltar más nada para apoderarse de su vida y para empezar a conquistar el mundo.

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: