Libérate

Por, Luis Alberto Nina 

La radicalización de la objetividad es lo que predomina en sociedades del triunfo. No inventamos sueños conociendo algo y escondiéndonos, ni ignorando la verdad o inculpando a quien puede tenerla. No se hace justicia si lo tomamos como siempre, si seguimos aceptando el delirio como una permuta irracional, imponente; si confundimos el futuro con algo que acaba de suceder y simplemente no nos gustó.  

Las transformaciones se descubren arrinconándose cicatrices en las manos y en los pies; la resistencia a ellas sólo prolonga lo axiomático. ¡Sucede o quédate; el resto es inexorablemente un enjambre pasajero!


Bertolt Brecht pronunció algo que se asemeja a mi aventura:

«Sobre todo examinen lo habitual. No acepten sin discusión las costumbres heredadas. Ante los hechos cotidianos, por favor, no digan: ‘Es natural’. En una época de confusión organizada, de desorden decretado, de arbitrariedad planificada y de humanidad deshumanizada… Nunca digan: ‘Es natural’, para que todo pueda ser cambiado».

 Es hora de brotar de entre las sabanas, de emprender y coincidir con el pasado… creo que ya el alagarto no aguanta más las penumbras de la sed…


Fuente (fotos

 

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: