Llenas mi boca de ti

Por, Luis Alberto Nina

Tengo la boca llena de ti… de ti, de tus labios, de ti. Tengo la boca que murmura tus nombres, que respira tu aliento, que queda reservada entre todo este lamento. Tengo la boca sedienta por ti, la tengo; llena de locura por tu pelo, por tu piel, por tus gestos, por tu historia; dispuesta… y así, como si nada, aguanta, entre todos estos sueños que prolonga el espacio, y la cobardía de uno de los dos… y como si nada, aguanta su piel, entre tanta oposición, entre todo este miedo; dispuesta a tus besos… No se cansa de esperarte, de quererte, de escribirte, de profundamente ilusionarte con lo primero que sale de tanto…

Boca llena

Tengo la boca llena de ti… de tus desvelos, de tus tendencias, de tus complicaciones, de ese hueco gris en que nos imaginamos tanto, en que nos imaginamos tanto… Y tengo la esperanza de llegar a verte, de verte descalza, de desnudar tu alma; enterrármele a la piel de sus noches; atisbar tu mirada, sentir el candor de los silencios de tus gemidos; y posarme allí, entre unos labios dibujados mil veces, entre la suavidad de ellos, y ocultarnos entre los surcos de la timidez, entre la distancia de suspiros reguardados por tanto… Entonces, sentarme así, al descubierto, con las manos mojadas, oliendo a ambos, empujando lo remoto hacia un punto azarado… Y pudiera esto tener la ridiculez pintada en todas sus cejas, pero qué me importa, si es verdad. A veces, hay cosas que no es suficiente que se expliquen, que se escriban, ni siquiera que se lean… Sólo que se sientan…

Boca llena

Tengo la boca llena de ti; llena de tu boca, de tu reflejo, de tu humedad; de ti, Musa de mis inquietudes, de ti; de tus dedos, de ti… de nuestros sueños, de nuestros labios, de gestos que se quedan sosegados…

Llenas mi boca de ti, Musa mía; de tu lengua, de ti…

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: