¿Qué es el amor para ti?

Mi Maga

Que es el amor

Por, Mi Maga

«El amor para mí… no lo sé… es tan esquivo y a la vez tan agresivo ese sentimiento. No sé cómo describirlo… Es como una ola que te arrastra y lo permea todo. Y sonríes sin saber por qué y lloras sin saber bien por qué, y estás con esa persona y te abraza y todo está bien de repente, como si se hubiera hecho la paz mundial alrededor de ambos. Y andas por el mundo sin pisar el suelo, esperando volverle a ver o hablarle o algo así. Y todo es un poquito más bonito y te descubres inmensa, capaz de darlo todo y a la vez tan frágil… En conclusión, el amor es una enfermedad mental».

Que es el amor

Por, Tu Duende

El amor para mí… sí lo sé… Quiero creer que conozco de qué están hechos los brazos que conducen a él. Al menos quiero aventurarme a creerlo y a expresar mis adivinaciones. Por ejemplo: si estás al lado de ella y tiemblas, ¡considera que algo te sucede! Si tiemblas y se te va la voz y no aguantas la mirada y no paras de estar nervioso y deseos de todas formas y a todas horas, ¡considera que algo fuerte te sucede! Si no dejas de pensar en ella, si creas hipótesis con ella y junto a ella y el mar y la soledad poblada de ambos, y el deseo de querer volver a tenerla cerca; que la vida te “premie” con momentos de ésos, que te dé con qué agotar el aliento y tu voz contándole de qué está hecho el abismo y sus condiciones, ¡considera que algo extremadamente fuerte te sucede! Si admiras su osadía, su persona, sus gestos; si regañarla no te interesa en lo absoluto, si sólo te importa seguir imaginándola y volar, y volar con ella y con sus misterios y la noche, y el día, y canciones que le dedicas que ella a veces ni sabe, y el carmesí de los sentidos –que no se controlan cuando están a punto de tenerla– y tus maneras cambian cuando sabes de ella… Entonces, ¡considera que puedes estar enamorándote de ella! Y «si sonríes y no sabes por qué», y si te vas a dormir sólo pensando en ella y tu almohada conoce sus historias, hasta las puede recitar de memoria; y si despiertas a media noche sólo para estar con ella, y si con ella todo lo quieres… Y si te pones vulnerable por todo y junto a sus deseos pretendes ser su superhéroe, sin límites de nada; y si la quieres así con todo y equipajes, y no te interesa mirarle más nada que no sea la mirada y los labios y querer por siempre tenerla abrazada y recobrar el aliento de algo atrevido, entonces, ¡considera que estás enamorado! El amor… eso es lo que viene después…

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: