¿Qué pasa si no votas?

Por, Luis Alberto Nina

Es simple la explicación, pura aritmética. Les explico cómo lo explico:

Debes votarAyer estábamos reunidos 10 amigos y amigas, haciendo un rabo que nos quedó verdaderamente “encendi’o”. En una, les comuniqué lo siguiente: miren, todos los que nos encontramos aquí estamos en desacuerdo con Danilo Medina, el PLD y el desastre de gobierno que se ha estado ejerciendo en nuestra nación. Ninguno lo queremos, no queremos que siga en el Poder. Y la razón es fácil: estamos hartos de tanto descaro, de la impunidad, de la delincuencia, de las Marañas de la justicia… Por consiguiente, no es un absurdo aducir que, en caso de votar, ninguno votaríamos por el PLD. ¡Y eso está muy bien! Pero mejor sería si ese voto realmente se concretizara.

Digamos que hay 10 personas más en el aposento del lado que van a votar por Danilo Medina, el PLD, este seudogobierno. Sumariamos el total de 20 personas. Y si todos votásemos, siguiendo la teoría, los números resultarían de la siguiente manera: 10 votos para el PLD y su grupo, ellos; y 10 votos para la Oposición, nosotros. Lo que por porcentaje sería: 50% a 50%. Ahora, si nosotros, los 10 que estamos aquí comiéndonos este rabo encendi’o, NO votáramos, por esto o por lo otro; porque “Danilo va a ganar como quiera”, porque de todos modos van a hacer fraude, porque todo el mundo va a coger cuarto y pica pollo y botellas de romo, o porque nosotros somos importantes y no nos rebajaremos a eso, a ir a allá a perder el tiempo, que de todos modos nada va a cambiar, etc… Si eso ocurre y no votáramos, entonces las 10 personas del PLD, que sí van a votar, créanme que sí, lograrían que el PLD sacase AUTOMÁTICAMENTE 100% de los votos. Sus 10 votos representarían un 100% en base de que quedaría 10 a 0. Y en aritmética, 10 menos cero, dividido por 10, multiplicado por 100 = 100% ¿Entendiste esta simpleza? (Si no, con toda confianza, háblame por privado, te lo voy a detallar todavía más).

Rabo encendido
¡VE A VOTAR! Es la recomendación que te hago en estas dos semanas. Cuando votas puedes opinar con más base. ¡No dejes que los malos ganen sin tú siquiera participar! Es como estar en una guerra y bajar los brazos porque ves al oponente muy fuerte. No. Todavía debes luchar, debes defenderte. Y toda esa impotencia que has tenido en estos 20 años de gobiernos, sin contar la otra con el Asesino, la puedes gritar en las urnas. Quizá no aparente mucho, pero créeme, es una eternidad.

Tengo un amigo que tiene dos doctorados que va a votar, que va a ir a hacer esa fila, el ridículo como tú quizá le llamas. Y si él, tan ocupado y estudiado va a hacerlo, ¿por qué tú no? ¿Te crees más sabio, más importante? Nunca creas que la ausencia de tu voto no importa. Claro que importa. Y más si eres de la Oposición. ¡Tú  cuentas! Es tu país también. No sólo de ellos… Tu participación en estas próximas elecciones es importantísima y bastante necesaria. Tú decides…

Estoy adicto a la siguiente expresión que nos dejó el inmenso de Gandhi: «Sé el cambio que quieres ver en el mundo» Tú debes hacer tu labor, y dejar a otros que hagan la suya. Tú debes hacer tu trabajo. No le pidas a otros lo que tú no haces. No lo hagas nunca. ¡Levántate y vota! Además, es sólo un día, un momento, una hora, un tal vez. Y ese pequeño sacrificio, si quieres denotarlo así, va a representar cuatro años más de tu vida, de tu futuro. Y si quieres mirarlo de la siguiente manera, hazlo: vota para que no te atraquen… Ahora, si vas a humillar a tu país votando por Danilo Medina y el PLD, cuando vayas de visita y te atraquen o a uno de los tuyos, me voy a reír. Así, sin pudor. Di lo que te dé la gana de mí, ¡esto no es un maldito juego!

Fuente (foto)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: