Serrat, un artista

Por, Luis Alberto Nina 

«Joan Manuel Serrat y un video que conmueve en las redes sociales»

 

Yo creo que un artista no es aquel que pinta un cuadro, que ilustra un escenario a través de una fotografía o un video, que dice poéticamente lo que siente; no es aquel que salta, se mueve, sucede, alcanza y ya. Un ser humano es aquel que haciendo –todo lo mencionado– despierta en el sentir de la humanidad una razón para volver, para ser, para existir… Yo creo que por momentos nos adentramos tanto en la realidad de un sueño que pintan unos oportunistas cualesquiera, y nos alejamos de la esperanza, del vivir y llorar por algo. Así muchos artistas como Facundo, con su retorica sobre para qué se vive; Ludovico, con aquella interpretación en pos a la salvación del Ártico «Elegy for the Arctic»; lo hace Serrat, con su estilo, con esta impresionante y conmovedora exposición de canto y pintura en honor a lo que es El Mediterráneo: «El mediterráneo que inspiró esta canción, queda muy lejos de esto donde hoy, la gente se deja la vida tratando de ponerla a salvo de la guerra»… Sin artistas, ¿qué fuese de las emociones? ¿En qué sitial nos encontráramos en el mundo? ¿Nos hubiésemos ya olvidados?

Siempre le respondo a algunas amistades, cuando me tildan de «poeta», sin ánimo de personalizarlo, que, poeta no soy porque he escrito dos o tres poemas. He hecho eso porque dediqué parte de mi vida en crear una inspiración perfecta ante mis sueños y a enamorarme de Ella, como se enamoran las ondas del silencio cuando está a punto de deplomarse un pedazo de edad… Sólo por eso escribo poemas. El día en que se me diga que en las noches Ella ya no estará en mis sueños, dejo de escribirle, dejo de escribir cosas raras… Les digo a mis amistades que, hay poetas que lo son por el cómo viven la vida en la sociedad, el cómo influyen en ésta (la naturaleza de las personas y el mundo), el qué dejan de ganar con tal de que otro viva de un sueño… Y creo que por mi sensibilidad, puede que se me tilde de «poeta» y lo aceptaría, quizá; nunca porque le escribo a una efigie de un deseo que hice imposible desde que me animé a inventarla… El artista es una forma de vida, de muerte, de empujar a otros a que sucedan.

facundo-cabral

El arte que pinta este video de Serrat es algo fenomenal, al igual que el de Ludovico cuando lo vi; no he dejado de llorar en todo lo que lleva esta escritura. Es imposible no ver el mal que se ha incrustado entre El Mediterraneo, y otros mares que han servido de escape para aquellas vidas que están a punto de sucumbir entre unos cuerpos y una esperanza agotada…siriosLa crisis migratoria en el Mediterráneo, donde más de un millón de personas, en busca de salvar sus vidas y la de su familia, abandonaban la inestabilidad política de Oriente Medio, los atentados y las guerras de extremistas y la OTAN…

Ahora coloco el escrito que generó Alfredo Serra, de Infobae, (el cual ahora leo, después de generar lo que me inspiró a mí semejante dedicación a la humanidad):

sorry-for-brusela

Los primeros instantes son bucólicos. Al aire libre, en día sereno y soleado, y en bellísimo parque, unos músicos elevan al cielo los acordes de “Mediterráneo”, rodeados de público. Parece el preludio de una pequeña y alegre fiesta. De pronto, es cierto, otras imágenes se cuelan. Tristes, ajenas, intrusas,como si fueran un error de edición. Y cuando Joan Manuel Serrat, ese catalán universal que tanto agrandó nuestras almas, se recorta contra el celeste mar, esperamos el inolvidable comienzo: “Quizás porque mi niñez sigue jugando en tu playa / y escondido tras las cañas duerme mi primer amor/ llevo tu luz y tu olor por dondequiera que vaya”. Pero la pequeña fiesta se desvanece. Hay suspenso. Serrat no sonríe, y entonces las imágenes tristes, ajenas, intrusas, se imponen, y el enigma se aclara. No sonríe porque está allí por lo que también dice su letra: “En la piel tengo el sabor /amargo del llanto eterno / que han vertido en tí cien pueblos / de Algeciras a Estambul”.

serrat

Serrat pidió por el fin de las muertes de refugiados y que el Mediterráneo no sea una enorme fosa

Está allí por los que sufren, por los desesperados, por el hambre y la sed de los que huyen de la guerra en de sus países en barcas atestadas, en frágiles botes, y por todo el horror que simbolizó el cuerpo de aquel pequeño muerto en la playa, y su foto recorriendo el planeta. Por eso los instrumentos empiezan a sonar a llanto, y dice Serrat que ese no es ya el mar natal que le hizo escribir y cantar “Soy cantor, / soy embustero, / me gusta el juego y el vino, / tengo alma de marinero”. Ruega (esperanzada plegaria) para que su  mar no sea una enorme fosa, un vasto e invisible cementerio de tantos que lo cruzan apostando su última carta a vida o muerte. El inmenso escritor Joseph Conrad escribió en su breve novela “Tifón”, que “el que quiera conocer la historia del mundo debe mirar el mar en una noche de tormenta”. Es decir, el caos, la amenaza, el atroz plan de hundirlo todo en sus entrañas. Lo que Serrat teme. Lo que ya está haciendo su Mediterráno aun sin tormenta. Lo que ya le hizo a las quince mil almas que yacen en su fondo.

Gracias por esa lágrima.

 ¡Qué talento, Alfredo Serra! Fenomenal, todo…

 

Fuente (Serrat)     /     (Ludovico)     /     (refugiados de Siria)     /     (Infobae)     /     (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: