Sobre la tecnología

Por, Luis Alberto Nina

En lo que a mí se respecta, como no ando en chisme ni husmeando por doquier sobre la vida de nadie, es más no entro a muros de nadie, todo lo que veo es lo que se coloca en los Feeds (pantalla general); a Facebook le he sacado bastante provecho. No ocurren dos ó tres horas que no se me eduque la mente de algo. Por aquí observo bastante, escribo bastante y leo bastante. Igualmente tenemos un grupo, Dominicanos Educados, donde colocamos temas que nos sirven de educación, igualmente. Y no descarto un instante que todo esto haya mejorado mi saber de manera gigantesca, y que lo haya hecho de modo cognoscitivo y emocional. O sea, quienes andan por estos laureles para sacarle provecho, lo obtendrán sin lugar a duda.

La tecnología en general, no la veo como un desastre para el desarrollo humano, al menos no para la dialéctica de éste. Si se espera que sigamos absolutamente todas las tradiciones que nos trajeron hasta aquí, eso no va a suceder. La tecnología sólo nos brinda sus herramientas, no nos las obliga, y con ellas –como probablemente todo en la vida– también se puede asesinar a alguien. Es cuestión de saber para qué la queremos. Por ejemplo, uno agarra una computadora con o sin Internet y se la “estralla” en la cabeza a alguien; muchos dirán que es culpa de la tecnología… Sólo digo que, hay que valorar lo positivo de cada cosa.

En síntesis, lo que pretendo decir es que, por estas Redes existen infinitas formas de crecer en cualquier ámbito que se desee. Vivimos la revolución de la información y por ende, del conocimiento; así como los Enciclopedistas documentaron la información después del Oscurantismo, para almacenar la verdad aprendida; así mismo, lugares como: Google, YouTube, Wikipedia, entre otros, vierten el saber que te dé la gana de una manera más intima y a todas horas. A tan sólo un Click y unos minutos de dedicación y lo tienes en ti, en tu Software. Por ejemplo, desde que aterrizó enero, me he vuelto un adicto/aficionado de la Historia universal. Y donde quiera que encuentro un escrito o video, le echo un ojo. Sé que no lo voy a conocer todo. No espero eso tampoco, es utópico, ni siquiera el 10% Sin embargo, ya existe el interés y es cuestión de tiempo… todo está ahí para saber, para entender mejor, y hasta para contradecir… Ahora más que nunca se puede saber lo que se quiere saber. Sólo hay que sacarle provecho a este nuestro escaparate que se presenta gratuitamente, que está dispuesto a ayudarnos a escalar.

Fuente (fotos)

 

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios

Tagged on: