El potencial de una idea, de una amistad

Por, Luis Alberto Nina

El poptencial de una idea, de una amistad

Inception

Una de mis películas favoritas se llama Inception… Primero que todo debo decir lo siguiente: yo soy pésimo para interpretar literatura; mi falta de memoria, mi poca inteligencia respecto a la memoria, me conlleva a veces a perderme en la trama, a no entender lo mismo que otros concuerdan, a crear teorías completamente paralelas a lo que está sucediendo o sucedió realmente. Y en las películas tampoco existe diferencia. Por estas cosas que es que digo que soy malo para analizar historias de muchos niveles. Y creo que como mayormente no sé lo que hablo, debo poseer una imaginación muy lúcida, donde reinvento discursos, intenciones y/o moralejas que sólo yo me las creo. Sobre Inception, lo que entendí o lo que yo creé –como la esencia primordial de esta película, del brillante Christopher Nolan, (diría que mi segundo o tercer escritor/director de películas favorito), fue– que él trató de mostrarnos, a través de la fílmica, la grandeza de lo que puede llegar a simbolizar una idea, hasta por más irrisoria que aparente; nos ayudó a comprender de qué es capaz su dirección y qué potencial pudiera significar en la mente de una persona dispuesta…una idea

Potencial de una idea

Una idea es capaz de controlar lo que sea, de modificar cualquier pensamiento y por ende, cualquier actitud; la fuerza de una sola idea realmente no tiene parangón. Y creo que Nolan logró disfrazar todo este sentir, y lo hizo a través de la manipulación de algunos escondites dentro del imaginar. En sí la trama surge con los actores dormidos, éstos duermen y en el sueño hacen lo que van a hacer. La historia básicamente se trata de este juego de espionaje de los sueños, si se quiere, de unos delincuentes de la psicología (sé que puede sonar extraño el concepto) que logran insertarle un pensamiento a una persona especifica, de mucho poder, con el propósito de que ésta logre “cambiar el mundo”, digamos. Y sé que me pudiera estar equivocando cuando hablo sobre la sinopsis de la película, porque sólo la vi una vez, pero esto fue más o menos lo que interpreté.

Siempre me he preguntado por qué cuando alguien está estancado en medio de un inminente peligro de alta escala; digamos que en el medio del mar, por ejemplo, los organismos de cuidado, de protección o de emergencia, son capaces de movilizar tres, cuatro, cinco helicópteros, barcos, cientos de personas, únicamente con la intención de rescatar a esa persona. Y ni siquiera importa quién sea, de todos modos se suele ir al extremo para salvar aunque sea una vida. Entonces, mi pregunta es, y no quisiera aparentar ningún miserable por la misma: ¿de verdad vale la pena salvarle la vida a una persona de esta manera, “malgastando” uno o dos millones de dólares en dicha odisea? Yo creo que como nosotros realmente poco sabemos lo que somos, al igual que tampoco sabemos de qué somos capaces; y por respeto, por mantener la homogeneidad y la cohesión social, y hasta por ética, nos vemos obligados a cuidarnos los unos a los otros, y de esta manera, a reafirmar que el dinero no sustituya el proceso de nuestra humanización. Y sí, la respuesta es que sí vale la pena todo esto, el rescate. Hasta más… porque lo cierto es que esa persona que rescatemos puede que sea la que termine “cambiando el mundo”. Y esa simple o abismal posibilidad es suficiente para ayudarlo a vivir más tiempo. Claro, sabemos que el rescate realmente no se hace con esta sola intención; sin embargo, es lo necesario en el momento, es nuestro deber. Si es que no lo hacemos, entonces empezamos a perder la esencia de ser humanos. Por consiguiente y concatenando este ejemplo con la película de Nolan, podemos apreciar la tesis de qué tan grande puede ser una persona al poseer una idea, hasta dónde puede llegar.

potencial de amistades

Potencial de una amistad

Hablaba con mi hermano ayer, quien no tiene Facebook. Él aludía a que Facebook era diseñado para cierto tipo social: personas de chisme, de proyectar sus logros, de esas que les gusta dialogar, etc. A lo que le repliqué: quizás lo que dices tiene algo de certeza, ahora, en lo personal y en estos diez años que he venido usando Facebook, mi uso principal ha sido para escribir cosas de supuesta importancia para mí, y quizás para una parte de la sociedad. Al igual que el interés mío tampoco ha sido darme a conocer o algo similar a través de este filtro. Esta verdad se puede reflejar en la corta lista de amistades que tengo. Yo no persigo a nadie… Sin embargo, me atrevo a decir que éste es el único logro que puedo ilustrar. No lo digo para que se me aplauda, tampoco necesito eso; además que yo no he hecho nada para obtener dicho logro. Sino para responderle a él, a mi hermano, que sea lo que sea, la idea de conocer personas nuevas, que nos involucren en nuevos horizontes, no deja de ser una exquisitez. De manera que, de forma contundente puedo asegurar lo siguiente: con una sola persona de las que he conocido en estas redes sociales, ha sido suficiente razón para haber tenido Facebook por toda esta década. Sin duda he logrado conocer a muchas personas extraordinarias, a muchas. Y puedo hasta repetirlo de manera otra manera y más tajante: tengo amistades que han modificado mi vida para bien. Me digna su compañerismo, la lealtad de sus ideas… Y queremos creer que interactuar en este nuevo mundo, sucede más para bien que para mal. Al menos es lo que toleramos. Depende de para qué lo usamos y qué extraemos de lo que se ofrece. Una sola amistad ha sido suficiente para ser lo que hoy soy, imaginémonos dos o tres… ¡una revolución!

Fuente (fotos)

Redes Sociales

Comentarios

Comentarios